¡¡¡ARRIBA EL LADRILLO!!!

17.6.14





He de reconocer que últimamente mi cabeza concibe la cocina y el salón como una única estancia.  La casa londinense que visitamos hoy es otro de los tantos ejemplos que hemos visto, en el que además, al dúo cocina – salón se une la zona de trabajo.

Techos altos, paredes de ladrillo visto,  tarima blanca y unas fabulosas ventanas originales es el marco perfecto para una decoración industrial muy personal.










En el salón sin duda señalaría la mesita de centro hecha con troncos,  aunque quizás la utilizaría como mesita auxiliar y no como principal.

En la cocina, la colección de ollas de cobre y la pared vestida con malla de gallinero donde colgar recetas y fotos, son mis detalles preferidos.

 



En el dormitorio principal se han utilizado muebles recuperados, iluminados por una lámpara muy especial que pone el toque de color en la estancia. 









¡¡¡FELIZ MARTES!!!

Muuuuaks

3 comentarios

  1. Las estancias diáfanas me encantan Lora, yo siempre he pensado que vivir en un loft tiene que ser la pera, haciendo una buena zonificación, creo que es posible vivir. La única pega que pondría sería el olor de la comida pero con un buen extractor y ventilación arreglado!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado Lora, cada vez me gusta más el ladrillo visto y si en un loft pues fantastico pienso que es la mejor deco para este tipo de casas. Besoss

    ResponderEliminar
  3. Lo de incluir el ladrillo en la decoración ya lo hice hace unos años cuando decoré mi casa, y si tuviera ocasión de volver a decorarla por completo de nuevo, la primera decisión que tomaría sería precisamente unir la cocina al salón, para la rápida vida que llevamos me parece casi imprescindible hacerlo!

    ResponderEliminar

Lo mejor de escribir un post es poder leer vuestros comentarios...Muchas Gracias!!!!!!