Estos cubos de metal con asa y tapadera son ideales para almacenar juguetes, objetos pequeños, o simplemente para decorar la habitación. Eso si, jamás debes utilizarlos para poner agua o líquidos… siempre cosas secas. Son apilables, por lo que son la solución perfecta para espacios pequeños que necesiten un almacenaje extra. Puedes limpiar su interior con trapos secos y en la parte exterior puedes usar productos de limpieza que no sean muy agresivos. Nunca uses estropajos, si se te queda algo pegadito con un poquito de algodón y alcohol puedes sacarlo. Disponible en 3 colores: mint, rosa y negros Dimensiones: 21×30 cm.